lunes, 19 de noviembre de 2018

La noticia que no fue: Descubrimos el Renault 5 argentino


El Renault 5 con placas de identificación argentinas, prototipo de fábrica (o simplemente importado para experimentar) circulando por las calles de Córdoba

Secretos de la industria nacional
Revista Corsa Nro 474. Junio de 1975
Nota disponible gracias a la amabilidad de Luis Vitale

Una infidencia oportuna, una foto sacada a tiempo por las calles cordobesas y la investigación sobre un auto nuevo de gran interés para el mercado argentino y que IKA-Renault pondría en producción el año próximo. Se trata del pequeño y espacioso Renault 5, un auto chico de enorme éxito en Europa y que ingresaría en 1976 a nuestro panorama automovilístico

Cuando todo parecería indicar que las condiciones no están dadas como para emprender ningún tipo de experimento industrial, desde Córdoba -a través de un casual descubrimiento con su consecuente investigación- nos llega la rotunda desmentida a nuestra suposición.

Un cálculo bastante lógico que sin comentarios y en silencio nos hicimos, teniendo en cuenta que la situación mundial en general, en cuanto al tema de los automóviles se refiere (léase crisis de combustible, inflación, etc.), también nos toca a nosotros en particular. Ergo, pensar que cualquiera industria local podría encarar el proyecto para una casi inmediata producción de un nuevo modelo sonaba mucho más a una utopía que a posibilidad. Ya sabemos los costos tremendos que significa poner en la calle un modelo absolutamente nuevo. Distinto motor, renovar toda la matricería, planificar distintas líneas de montaje .. en fin. Un mecanismo que parecería despreciarse para las fábricas nacionales.
IKA-Renault, y acá comienza nuestra hipótesis a punto de quedar demostrada, no piensa así. Días atrás pudimos ver cómo un Renault 5 (suerte de prototipo argentino) recorría alegremente y en plan de pruebas las sierras cordobesas. El coche en cuestión provenía del departamento experimental, -aparentemente- en las comparaciones que para entonces se habían realizado caminaba más fuerte que los R-12 standard, de producción normal.
Si bien el hecho consumado es ése, el de un R-5 en pleno ensayo, no sabemos con seguridad si estos ensayos los. están haciendo exclusivos para la Argentina, para poner en producción ese modelo aquí, lo que daría trascendencia mayor a nuestra investigación, o si se están simplemente exportando conocimientos locales, aprovechamiento de la tecnología argentina (la de IKA-Renault) para que sirva de experiencia a sus pares franceses. Sobre todo para aprovechar las características de nuestros caminos. Gracias a esta particularidad -caminos distintos- de las rutas normales en aquellas latitudes la gente de IKA trabaja fuerte sobre este modelo prototipo para la Argentina. Calculando la posibilidad de que el mercado automotor va a cambiar, ponerlo en producción de inmediato para el año que viene.
Relacionando con el proyecto Renault-5, en la planta de Santa Isabel se está trabajando intensamente sobre los nuevos motores Renault con árbol de levas a la cabeza. Lo que diferenciaría sustancialmente a nuestro posible R-5 con el motor de válvulas a la cabeza, pero árbol de levas lateral. Por nuestra parte, nosotros (como que somos todos mentalidad CORSA en el más amplio sentido) esperamos que el proyecto deje de ser tal para entrar en producción antes del año que viene, para que nuevamente los autos de la marca cordobesa vuelvan a ser competitivos en las pequeñas cilindradas (o medias, si se quiere).
Lo que es mas importante: este Renault 5 que detectamos es un diseño mecánico absolutamente argentino. Es decir, uno de estos prototipos experimentales tiene montado uno de estos motores con árbol de levas a la cabeza. Otro (¿u otros?) fueron armados exactamente iguales a los que se producen en Francia.
Mejor dicho, se importaron y como vinieron se les empezó a castigar para obtener cifras y resultados a través de las pruebas, en nuestro particular medio geográfico y vial. Lo que desconocemos, hasta aquí, es cuál de los dos motores franceses impulsa al R-5 que sin innovaciones locales circula un poco clandestinamente (para los ojos periodísticos y de la competencia) desde hace un tiempo y sin antifaz por Córdoba, sus sierras y vecindades de caminos, que resultan el mejor banco de pruebas integral. Primicia aparte, ansiosamente esperamos que e! proyecto se concrete. Porque -no hay vuelta que darle- ese modelo nos gusta.
En recuadro aparte damos las características de los dos modelos franceses para que se vayan barajando posibilidades. Aunque a la postre existe la eventualidad concreta de que tengamos un R-5 made in Argentina, explotando nuestra elevada tecnología y nuestra tradicional capacidad de improvisación para mejorar todo. Y esto es cierto y fácil de demostrar.

Características de las dos versiones del Renault 5 producido en Francia

Renault 5 L
Berlina de dos puertas y cuatro asientos, con motores de 782 u 845 cm3 de cilindrada. Tracción delantera y suspensión independiente atrás y adelante. Motor de 4 cilindros en línea, que para el mercado francés tiene una cilindrada de 782 cm3 (55,8 x 80 mm de diámetro/carrera). Compresión 8,5:1 y una potencia de 42,8 HP (DIN) a 5.200 rpm. Para los países donde se exporta la cilindrada es de 845 cm3 (58x80 mm de diámetro/carrera), compresión de 8:1 y 42,6 HP a 5.500 r.p.m. El motor transversal delantero tiene las válvulas a la cabeza pero el árbol de levas lateral comandado por cadena, la tapa de cilindros de aleación liviana, camisas húmedas, cigüeñal de tres bancadas, carburador Solex 32 SEPA. Refrigeración por circuito hermético de agua.
Embrague a diafragma, caja de cuatro velocidades todas sincronizadas. Palanca de cambios en el tablero, cupla cónica hipoidal, juntas homocinéticas. Relación final: 4,125:1 (8/33).
Relaciones de caja: 1era: 3,67/1; 2da 2,24/1; 3era 1,46/1; 4ta 1,03/1 y M.A.: 3,23/1.
La carrocería es autoportante con la suspensión delantera con parrillas triangulares arriba y abajo y barras de torsión longitudinales. La suspensión trasera independiente con brazos arrastrados y barras de torsión transversales. Barra estabilizadora en la suspensión delantera y amortiguadores telescópicos en las cuatro ruedas.
Frenos de tambor en las cuatro ruedas con limitador de fuerza de frenada en las traseras, freno de mano mecánico sobre las ruedas delanteras. Dirección a cremallera. Ruedas de 135-13. La distancia entre ejes es de 244 cm a la derecha y de 242 a la izquierda. la trocha es de 128,5/124 cm. El largo total 350,5 cm., el ancho máximo 152,5 y la altura 140 cm.
Viene equipado de serie con butacas y la velocidad máxima es de algo más de 120 km/hora con un consumo en ruta de 7 a 9 litros cada 100 kilómetros. Fue presentado el 28 de enero de 1972.

Renault 5 TL
Una versión más lujosa y de mayor potencia. El motor tiene una capacidad de 956 cm3. y, en general, el modelo conserva las mismas características básicas del "L". Salvo la capacidad interior aumentada a 5 asientos. El motor tiene una relación diámetro/carrera de 65x72 mm, la compresión es de 9,25:1 y la potencia de 46 HP (DIN) a 5.500 r.p.m. El cigüeñal tiene cinco bancadas y la caja tiene la palanca en el piso. En este caso los frenos delanteros son de disco y tambor atrás. Los neumáticos son más grandes: 145 SR 13. Viene equipado de serie con asientos reclinables convertibles en cama. Alcanza una velocidad máxima superior a los 135 km/hora y un consumo en ruta de 7 a 10 litros por cada 100 kilómetros. Fue presentado el 28 de enero de 1972 aunque en 1973 se le aumentó la compresión al motor.

La suspensión delantera independiente con amortiguadores telescópicos, las dos parrillas, frenos de disco (del modelo más nuevo) y barras de torsión longitudinales

Quizá la trompa sea la parte más destacada del pequeño modelo. Sobre todo por el aprovechamiento en su diseño de los grandes paragolpes tan difundidos actualmente y construidos en plástico

La suspensión trasera también de ruedas independientes, a brazos arrastrados, amortiguadores  telescópicos y barras de torsión transversales correspondientes a cada brazo, ancladas en el lado opuesto del bastidor. En el detalle ampliado muestra el sistema de regulación de la tensión de las barras de torsión

Foto original de fábrica (Francia) donde se pueden ver claramente las líneas de diseño agradables del modelo que puede llegar a producirse en nuestro país, en sus dos versiones. De frente el R5, de espaldas el 5 TL

5 comentarios:

  1. Lástima que no se fabricó acá este excelente auto, y se siguió con los ya antiguos ( pero excelentes también 4 y 6 ) ... era un paso importante para modernizar a tono con el 128 el parque argento, pero acá los compradores eran muy conservadores aún...

    ResponderEliminar
  2. Ahí habla de motor delantero transversal, pero el 5 traía el motor longitudinal, al igual que el 4, del cual partía su plataforma. Recién el Super Cinco trajo motor transversal, ya que aprovechaba la plataforma del 9/11.
    Julián Moreau

    ResponderEliminar
  3. Qué extraño que qu tampoco entró como importado en la década del ochenta..... Renault trajo todos autos de alta gama en ese entonces

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si llegó como importado en la versión 850 entre 1979 y 1982 mientras estuvieron abiertas las importaciones

      Eliminar
  4. En colombia sucedió algo similar, Sofasa quien es la ensambladora tenia un acuerdo donde no permitia el ensamble de autos de dos puertas, aqui eran Colmotores que primero ensambló Dodge y Compañia Colombiana Automotriz que era FIAT y luego Mazda, Ford y Mitsubishi, volviendo al caso de Sofasa no se le permitió el ensamble de autos de dos puertas, por tanto este R5 y la R4F que pudo venderse un par de años pero la mayoría de los R5 en Colombia llegaron por importación como el modelo Le Car, R5 Turbo "culo gordo" y los demas eran de origen Venezolano y posteriormente en un saneamiento de cuentas pudieron registrarse aqui, algo que sucedió con varios Renault Fuego.

    ResponderEliminar