martes, 12 de abril de 2016

Noticias de ayer: Lanzamiento del Citroën Mehari


El Citroën Mehari, pronto en la Argentina. Obsérvese su tamaño comparando con el señor sentado sobre su guardabarro delantero izquierdo

Lanzamiento próximo en Argentina
El Citroën Mehari
Revista Corsa Nro 252. Febrero de 1971

A principios de abril Citroën Argentina lanzará al mercado el Mehari, un pequeño jeep de peculiares características entre las cuales se destaca la carrocería totalmente realizada en plástico. Simpático y versátil

La gente de Citroën últimamente está demasiado activa en lo que se refiere al lanzamiento de nuevos ejemplares de la antigua dinastía. A menos de dos meses de la presentación del Ami 8, nuestros servicios secretos (intervinieron en la pesquisa los agentes 0021, 0053 y 0044 bis) han podido observar extraños y sospechosos movimientos en la planta de Barracas, de donde se tomó un hilo que llevó finalmente al hallazgo de los prototipos del nuevo producto argentino de la marca del "doble chevron".



Este es ni más ni menos que un jeep de peculiares características llamado Mehari y que viene destinado a un sector del mercado que hasta este momento estuvo vacante: el de los vehículos "Todo terreno" de baja cilindrada.
Y es peculiar porque su construcción sale de lo ortodoxo en cuanto al material usado en su carrocería. Esta es de plástico reforzado y modular en su totalidad y va montada sobre un chasis de acero similar al del 3 CV, siendo propulsado el conjunto por el clásico motor Citroën de dos cilindros opuestos refrigerados por aire y de 32 HP. La suspensión también es similar a la del conocido Citroën 3 CV, de lo que se desprende que la novedad está en la carrocería.
Como quedó dicho, es de plástico, y merced a las franquicias que acuerdan los tratados de la ALALC, la carrocería será construida en el Uruguay para hacerse el ensamble con chasis y motor en nuestro país. El aspecto del pequeño vehículo es sumamente agradable, y más aún que agradable, simpático. Estilísticamente lo más logrado es la parte de la trompa, que, dadas las características del vehículo, tiene la inevitable forma de cajón con suave declive hacia adelante. El habitáculo es obviamente abierto, pero puede cerrarse la cabina sola o también la parte trasera con techo y laterales de lona de quita y pon sostenidos por una estructura muy simple y liviana de caños metálicos.
El interior es de una sencillez espartana. Dos comodísimas butacas delanteras permiten acomodar al conductor y un pasajero y un asiento trasero "de fortuna" a otros dos eventuales pasajeros. La tapa trasera de la caja se baja, permitiendo el fácil acceso a la carga trasportada, que puede llegar hasta los 350 kg. Dado el bajo peso del Mehari -Mehari es el nombre de un noble integrante de la familia de los dromedarios-, sus prestaciones son más elevadas que las del Citroën 3 CV, estimándose que en velocidad superará fácilmente los 120 km/h.
El lanzamiento oficial será hecho alrededor de los primeros días de abril próximo a un precio que podría estar entre los 800.000 y 900.000 pesos viejos. Seguramente tendrá buena acogida entre los usuarios con explotaciones rurales, pequeños repartos o simplemente entre los que gusten de un vehículo que se aparte de lo normal.

El Road Test del Citroën Mehari en Test del Ayer

El tablero es, como el resto de la carrocería, de plástico y del mismo color que aquella

Las butacas impresionan como muy cómodas, y en realidad lo son. La argolla en primer plano es el enganche de la cadena de seguridad cuando está ausente la puerta. En el parante -removible- los amarres de la capota

La puerta de lona -con ventanilla de acetato- se pone en 12s1/5 y un poco más se tarda para cerrar totalmente el "yipsito" con los laterales traseros, también de lona y el fondo. En invierno, la calefacción hace el resto

No hay comentarios:

Publicar un comentario